Top 5

Emery o el eterno debate ché

>> martes, 15 de marzo de 2011

Con el equipo situado cómodamente en puestos de Champions, Unai Emery vive permanente cuestionado por la prensa y la afición valenciana. Esta situación no es nueva en Valencia, muchos entrenadores fueron arrastrados por ella en el pasado.
16 victorias, 6 empates y 6 derrotas. 42 goles a favor y 32 en contra para un total de 54 puntos que sitúan al Valencia en la 3ª posición de la Liga BBVA que da acceso directo a Champions. La renta sobre el 5º clasificado es de 11 puntos a falta de 10 jornadas, con lo que la clasificación para la próxima Liga de Campeones parece más que probable. Estos son los números de Unai Emery en la temporada 2010, la primera temporada tras la venta de David Villa, Silva y Marchena, tres de los campeones del mundo que formaban parte del equipo el año pasado.

Si a cualquier aficionado le hubieran contado esta situación a principio de temporada tras los cambios realizados en el club ché este verano, posiblemente lo habría firmado de inmediato. ¿Por qué entonces se plantea el debate de si debe ser sustituido de cara a la próxima temporada? Es cierto que ha caído en Champions ante un equipo inferior, el Schalke, pero dando siempre la cara, que en la Copa también perdió contra el Villarreal, igual que salió derrotado contra el Atlético en los Cuartos de final de la Europa League del año pasado. Podría ser cierto que Emery no es bueno preparando eliminatorias, se acepta como argumento. ¿Algo más que echarle en cara?

Mucha gente critica que hace un fútbol feo y aburrido, que no domina contra los equipos pequeños, que no sabe mostrar una línea regular de buen fútbol. Puede ser cierto, pero también es cierto que ha competido en campos tan difíciles como el Camp Nou, el Bernabéu u Old Trafford, que ha sabido lidiar con una de las épocas más convulsas de la historia del club valenciano, que siempre ha clasificado al equipo para Europa (6º y 3º) y que este año ha sabido ensamblar un buen bloque con jugadores nuevos, sin tanto nombre como en épocas pasadas. Unai no ha ganado ningún título, ni ha estado cerca de ello, pero yo me pregunto: ¿es esa la realidad del Valencia? ¿Es el Valencia un club capacitado para competir de tú a tú con los transatlánticos de la Liga española? ¿Qué pasa en Valencia para que se cuestione a un técnico que está cumpliendo los máximos objetivos marcados a principio de temporada?

La realidad de la mentalidad valenciana

El caso de Emery no es nuevo, la situación que está viviendo la sufrieron, en mayor o menos medida, técnicos como Cuper, Benítez, Sánchez-Flores... Es muy difícil encontrar un entrenador que no haya estado cuestionado en la historia reciente del valencianismo. Algunos jugaban muy aburrido, otros no ganaban, siempre había críticas por parte de la prensa y la afición. A Benítez le cansaron tanto que, tras ganar la liga, decidió marcharse. Esa tónica general muestra un comportamiento de base, una explicación que nace de la mentalidad ché.

Se han acostumbrado a ganar. Esa parece ser la realidad, parece que los aficionados se han acostumbrado a los éxitos, han olvidado los años de penurias, los años 80 y 90, cuando el Valencia no ganaba (no logró un título desde la Recopa del 80 hasta la Copa del Rey del 99). Esta última década ha sido dorada para el valencianismo, finales de Champions, Ligas, Uefas... y una deuda que casi lleva a la quiebra al Club, una deuda que obligó a vender a todas las figuras el verano pasado. Esa situación demuestra que en Mestalla no se hicieron bien las cosas a nivel económico, que se estiró más el brazo que la manga, que los delirios de grandeza produjeron unos excesos que ahora se pagan.

Esos delirios de grandeza son extendibles a la afición del Valencia. No me malentiendan, el Valencia es un grande, con todas las letras. Es uno de los mejores no sólo de España, también de Europa, pero no es TOP, no puede competir ni deportiva ni económicamente con Madrid, Barça, Manchester United, Inter... Mentira, si puede competir deportivamente, pero siendo lo que es. No puede intentar equipararse a ellos, no puede intentar compararse o ser como ellos, porque el Valencia es otra cosa. El problema viene porque parece que no aceptan lo que son, no aceptan lo que les ha hecho grandes, lo que les ha convertido en el tercer equipo del país. Ellos quieren ser más, quieren ser como el Barça o el Madrid, y no pueden, no tienen la base social ni económica para ello, y si lo intentan (como lo intentaron) acaban arruinándose.

El dilema es más grande de lo que parece. Si el aficionado medio aceptara esta realidad, estaría orgulloso de su equipo, de lo que está logrando esta temporada, de las bases que está sentando, porque este es el primer año del nuevo proyecto.  Pero si no se acepta esta realidad, si se recuerdan constantemente las épocas en que se llegaban a finales o se ganaban ligas (ojo, en estas épocas también se pitaba y se pedían dimisiones) comparándolo con la situación actual, es lógico que se concluya que Emery está fracasando.

Lo que yo planteo es que esas épocas pasadas fueron fruto de dos cosas: Por una parte, el Valencia hacía muy bien su trabajo y conseguía hacer temporadas extraordinarias; por otra, los demás equipos (Barça y Madrid) no estaban a su nivel habitual, al que les corresponde como grandes de la Liga, dejando paso a posibles sorpresas. En esa realidad, el Valencia puede aspirar a ganar el campeonato, no en la actual. Los registros de Emery están muy cerca de los que logró el equipo en su última liga con Benítez, lo que cambia es la puntuación que los otros equipos tienen. Algunos estarán pensando que si cuando el Valencia llegó a las finales de Champions también fue por Barça y Madrid, y la respuesta es no, claro que no. se llegó porque se hicieron muy bien las cosas, igual que las hizo el Villarreal cuando llegó a semis, o el Oporto cuando ganó la Champions, y eso no quiere decir que se autoexijan repetirlo cada temporada.

En conclusión, el valencianismo debería ver la realidad con otra perspectiva, aceptar que están en la mejor situación posible (lo único mejorable hubiera sido pasar a cuartos en Europa) con los recursos que tienen, y que Emery es un técnico super valido, de lo mejor que puede tener el equipo hoy en día. ¿Quién lo va a hacer mejor? ¿Luís García? Excelente entrenador que está haciendo una excelente temporada con el Levante, pero ¿qué garantías hay de que lograría mejorar a Emery?  Emery también acabó 8º con todo un Almería, no lo olvidemos. Dejemos trabajar al equipo y al entrenador, unir y no destruir puede ser la clave para aprovechar el momento, que llegará. Pero hay que tener paciencia, un bien que escasea por la ribera del Turia.




Read more...

Un partido que vale una temporada

>> lunes, 7 de marzo de 2011

Mañana a las 20:45, el Camp Nou será testigo del segundo capítulo de uno de los mejores duelos que ha visto la Europa futbolística en los últimos años: Barça-Arsenal, Guardiola-Wenger, Xavi-Cesc...alicientes más que suficientes para disfrutar de dos conjuntos que juegan por y para el espectáculo.
No nos engañemos, el partido de vuelta en la eliminatoria de Champions no se va a parecer en nada al de la ida. En el Emirates el Arsenal salió a competirle al Barcelona, a presionarle, a quitarle el balón; en definitiva, a hacer su fútbol. Tenía a la afición a favor, la confianza de jugar en casa, era su momento. Ahora es el momento del Barça.

El 'PepTeam' tuvo el partido en su mano en Inglaterra, pero los errores se pagan caro en la Champions, y más aún ante equipos de la calidad de este Arsenal que, no nos engañemos tampoco, es un equipazo en toda regla, con jugadores de altísimo nivel.En el partido de ida el Barça quiso amarrar y le salió rana, quiso contemporizar y lo pagó caro, pero estoy seguro que habrán aprendido la lección, y mañana saldrán a por todas. Pero mucho ojo, el partido no es como la vuelta de semis del año pasado ante el Inter, cuando había que lograr un 2-0 para pasar. Ahora basta con ganar el partido, un 1-0 basta, y lo que menos le conviene a los culés es lanzarse a un partido loco de ida y vuelta, que podría propiciar el peligroso gol gunner.

El año pasado el resultado de 4-1 fue engañoso. El Barça fue mejor, pero su fútbol fue más espeso que en la ida. Ganó fácil por la inspiración de Leo, un factor difícil de calcular e imposible de prever. Nada hace pensar que no pueda volver a ocurrir, pero lo que si parece seguro es que este Arsenal es mejor, mucho mejor que el del año pasado. En Londres demostraron que físicamente son un portento, que calidad y gol tienen de sobra, y por encima de todo que están muy ilusionados con pasar a cuartos, por superar al intratable Barça.

Vuelta de cuartos de final Champions 2010 (duración: 3:59 min)

Las alineaciones

Ante la ya segura ausencia de Puyol, parece claro que el Barça saldrá con Valdés en la portería; Alves, Maxwell, Busquets y Abidal en defensa; Mascherano, Xavi e Iniesta en la media; y arriba el MVP (Messi, Villa, Pedro). Por tanto, una alineación de gala, pero previsible, no es momento de hacer probaturas arriesgadas. Este equipo, el mejor que puede sacar Guardiola (Milito no está para partidos grandes), asegura una alta posesión de balón y unas aproximaciones al área más que constantes. Si ocurre como en el Emirates, la eficacia de los de arriba será clave para no pasar apuros.

Lo realmente interesante es saber con qué saldrá Wenger, un tipo de los que suelen morir con sus ideas, y que ahora mismo estará devanándose los sesos para decidir si le hace caso a su cabeza o a su corazón. La verdad es que el equipo está, en un 80%, prácticamente decidido. Scenszcy será el portero, y en defensa le escoltaran Sagna (sancionado en la ida), Djourou, Koscielny y Clichy. De los tres medios, dos son fijos, Wilshere y Cesc, y en la delantera Nasri tiene plaza asegurada también. Por tanto, hay tres puestos dónde se pueden plantear dudas: el mediocentro que acompañe al joven Wilshere, el puesto de delantero centro y el sustituto de Walcott. Vayamos por partes:

Para el mediocentro las opciones son dos: Denilson y Diaby. La opción más lógica para sustituir a Song sería el brasileño Denilson, un jugador más del perfil del camerunés. Sin embargo, diversas informaciones apuntan a que ese lugar podría ocuparlo Diaby, un jugador menos ordenado tácticamente pero con mejor despliegue físico y más recorrido ofensivo. De esta elección dependerá gran parte de la eliminatoria, pues conseguir parar el juego de asociación del Barcelona en tres cuartos de cancha es imprescindible para sacar algo positivo.

En la delantera se plantean dos debates. El primero sería el del puesto de delantero centro. Parecía que Van Persie no llegaba al duelo, pero una vez más Wenger ha jugado al ratón y al gato, y el holandés ha entrado en la convocatoria. Parecía que Bendnter sería el 9 en el Camp Nou (el año pasado logró un gol), pero todo hace indicar que si Robin va será para jugar. Algo arriesgado, teniendo el sábado un partido de cuartos de FA Cup ante el ManU, pero que demuestra la importancia que Wenger le da al partido. El segundo debate se abre en quién será el sustituto de Walcott. El elegido, por características, debería ser el ruso Arshavin, pero parece que el técnico alsaciano está pensando en poner a Eboué en el flanco izquierdo del ataque para controlar a Alves. Eso desplazaría a Nasri a la banda derecha, lo que sería un esquema mucho más defensivo.

Es difícil saber con qué nos sorprenderá el siempre valiente Arséne. Lo más probable es que intente tener el balón, luchar de tú a tú en el centro del campo, por lo que es factible esperar que Denilson y Van Persie sean titulares. La hipótesis de Arshavin la veo más complicada, apostaría antes por un centro del campo con Diaby, Wilshere y Denilson, con Cesc con más libertad. El ruso puede ser una interesante y peligrosa opción saliendo desde el banquillo. De todas formas, Wenger va a tener que concienciar muy mucho a los suyos de que doblegar al mejor equipo del mundo es posible. Hasta en Inglaterra dudan de ello, pero si Wenger quiere pasar a la historia del fútbol europeo, debe lograr algo grande a nivel continental. Esperemos que este no sea el año y el Barça llegue, como dice su entrenador, "muy muy lejos en Europa".


Final Champions League 2006. (duración: 7:38 min)

Read more...

Enorme gesta del baloncesto español

>> viernes, 4 de marzo de 2011

Por primera vez en la historia, cuatro de los ocho equipos que alcanzan los cuartos de final de la Euroliga serán de un mismo país. La Liga ACB tiene el honor de logran tal gesta: Caja Laboral, Barcelona, Madrid y Power Electronics lucharán por un puesto en la Final Four de Barcelona. El Baloncesto español sigue cotizando al alza. 
Regal F.C. Barcelona- Panathinaikos, Caja laboral- Maccabi, Olympiakos- Montepaschi Siena y Real madrid-Power Electronics Valencia. Estos son los cuartos de final de la Euroliga 2010-2011, y entre los ocho supervivientes, cuatro equipos españoles. "Este año Europa habla español. Es una señal evidente del nivel que tiene el baloncesto español, que nunca se conforma y siempre quiere más". Estas palabras, pronunciadas por el Presidente de la ACB, Eduardo Portela, expresan perfectamente el dulce momento que viven nuestros equipos actuales.

Los cruces
Regal Barça- Panathinaikos
El Regal Barcelona, actual campeón de la competición, se ha clasificado invicto en un complicado grupo y su racha de victorias consecutivas, le convierten en el máximo favorito para revalidad el trofeo, más aún cuando la Final Four se disputa en su casa. Enfrente tendrá a un difícilisimo rival, el Panathinaikos griego de Obradovic, un conjunto con un enorme presupuesto y nada falto de talento: Diamantidis, Nicholas, Tsartsaris, Fotsis o Batiste son algunas de sus figuras, sin olvidar al ex azulgrana Romain Sato. Lo más difícil para el conjunto azulgrana será lograr una victoria en el siempre complicado OAKA de Atenas. Sin embargo, contando con todas sus figuras (salvo Ricky) en un excelente momento de forma, el Regal debería superar sin problemas a los griegos.

Pronóstico: Barcelona 3-1 Panathinaikos


Caja Laboral- Maccabi Tel-Aviv
La eliminatoria donde el factor cancha se presume menos decisivo. Los vitorianos han logrado algo impensable hace sólo dos jornadas, quedar primeros de grupo y disfrutar de la ventaja del factor campo. El conjunto de Ivanovic se está mostrando muy irregular esta temporada, alternando buenos partidos con demasiadas derrotas, y el rival que se va a encontrar es uno de los más en forma de la competición. El Caja ya logró vencer al Maccabi en la 1ª fase, un contundente 94-78 que fue la única derrota de los de david Blatt. Los israelíes fueron el mejor conjunto de la primera fase, y en el TOP-16 sólo han sido superados por el Barcelona, pero planteándoles siempre muchísimos problemas. Para superar la eliminatoria, el Caja Laboral va a tener que dar lo mejor de sí en todos y cada uno de los partidos, si no da su mejor versión, es el conjunto español con menos posibilidades de clasificarse. La duda queda en que uno nunca sabe de lo que es capaz el conjunto de Querejeta, que nunca deja de sorprendernos.

Pronóstico: Caja Laboral 1- 3 Maccabi


Real Madrid- PE Valencia
El Madrid, pese a la severa derrota sufrida en la jornada de ayer, ha demostrado estar en una línea ascendente, y la ventaja de campo puede resultar determinante en una eliminatoria que se prevé larga. El equipo de Pesic se ha confirmado como un bloque muy competitivo, y ya le plantó cara a los de Messina en la Copa. La clave de la eliminatoria será que el Madrid no se deje llevar por la presión y sepa llevar los partidos a su terreno. Los valencianos ya han hecho historia y no tienen nada que perder, pero el Madrid debería confirmar su mayor calidad y alcanzar, tras muchos años, la F-4.

Pronóstico: Real Madrid 3-2 Power Electronics


Olympiacos- Montepaschi Siena
Nesterovic, Spanoulis, Teodosic...Tras el Barcelona, los griegos parecen el equipo más talentoso de la competición. El año pasado se quedaron a las puertas del título, y esta temporada todo apunta a que volverá a encontrarse con el equipo catalán en la Final Four, aunque esta vez en semifinales. Porque se hace impensable pensar que este Montepaschi sea capaz de derrotar a la talentosa batería de tiradores que dirige Dusko Ivkovic. A pesar de su victoria en la Caja Mágica y de que el Olympiakos no ha sido un conjunto arrollador en toda la temporada (el Madrid le venció y el PE Valencia le planteó serios problemas), el equipo italiano no está mostrando la regularidad ni el talento suficiente como para lograr tal gesta. La eliminatoria más clara de todas.


Prónostico: Olympiacos 3-0 Montepaschi

Por tanto, de cumplirse estos pronósticos tendríamos dos equipos españoles en la F-4  de Barcelona. Los posibles cruces serían Barcelona-Olympiakos y Maccabi-Madrid. Una final española sería totalmente factible, pero para ello habrá que sudar mucho mucho. Pero antes, disfrutar de unos cuartos de final que van a ser muy muy emocionantes. La Euroliga entra en la fase más espectacular. Siéntese y disfruten.

Read more...

Locos que han pasado por aquí

Locos

Share it

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP